Elecciones suecas 2018: Lo que tienes que saber

7 septiembre, 2018

Como manda la tradición, Suecia celebra cada cuatro años sus triple-elecciones: municipales, regionales y estatales. Desde el 22 de agosto hasta el 9 de septiembre más de 7 millones de suecos están llamados a las urnas.

También por estas fechas, medios españoles y de otros países publican especiales sobre estos comicios, algunos más acertados que otros, pero gran parte de ellos parten de una premisa que para un servidor es un tanto baladí: comparar la política sueca con la española.

Como introducción, enumeraré los partidos más representativos que actualmente se presentan en estas elecciones:

En el bloque de centro izquierdas / izquierdas tenemos:

Socialdemokraterna (S) – Socialdemócratas
Miljöpartiet (MP) – Partido verde
Vänsterpartiet (V) – Partido de izquierda

 

En el bloque centro derecha tenemos el grupo llamado Alliansen (La Alianza) formado por:

Nya Moderaterna (M) – Partido moderado
Center Partiet (C) – Partido centrista
Liberalerna (L) – Partido liberal
Kristdemokraterna (KD) – Partido democristiano

 

Y más a la derecha, tenemos a un partido que en las pasadas elecciones contó con una inesperada presencia en el Riksdag (Parlamento sueco), consiguiendo un 12,9% de los votos, un partido abiertamente en contra de la inmigración y muy crítico con las políticas tanto de la derecha moderada como de la izquierda. Hablamos de la Sverige Demokraterna (SD, ‘Demócratas Suecos’ por su traducción al castellano).

Los partidos que formaron gobierno en las pasadas elecciones fueron los del bloque Rödgröna (rojo-verdes), con un 43,62% de los votos, frente a La Alianza, que consiguió el 39,42%. (https://en.wikipedia.org/wiki/Swedish_general_election,_2014).

Sería fácil comparar a los socialdemócratas suecos con el PSOE, al Partido Moderado con el Partido Popular, o al partido de los Demócratas Suecos con Ciudadanos, pero no siempre lo fácil es lo correcto. En este caso, hay que tener presente que la política sueca no cuenta con un elemento que hace de la política española diferente a la nórdica: a diferencia de España, donde persisten los signos de una dictadura marcadamente católica y apostólica que duró 40 años, en Suecia los debates como el del matrimonio igualitario o la paridad de género no forman parte central de ningún programa electoral porque se da por asumido que son libertades y derechos que forman parte de la cultura occidental del siglo XXI.


Fuente: Sveriges Radio

 

En lo que respecta a estas elecciones en curso y según los últimos sondeos, el grupo rojo-verde desciende en intención de voto pero quedaría por encima de La Alianza. Por otro lado, la extrema derecha (SD) subiría del 12,9% al 17,7%, por detrás del veterano partido socialdemócrata (S), que lograría un 25,5%, y muy cerca del partido de los moderados (M), que conseguirían un 17’8%. (Fuente: https://sverigesradio.se/sida/artikel.aspx?programid=2054&artikel=7036333 )

Gran parte del éxito que están experimentando los Demócratas Suecos (extrema derecha) no ha sido a causa de incendiar aun más su ideología, sino todo lo contrario, su máximo representante, Jimmie Åkesson, ha moderado enormemente la imagen de su partido en estos últimos cuatro años. También a que ha sabido convencer a los votantes sobre el estancamiento de los dos grandes bloques que le han dado la espalda durante esta pasada legislatura. Hay que remarcar que este partido se ha estado desinflando en estos últimos meses, que ha pasado de tener el 20,5% en el mes de mayo al 17,7% actual.

 


Fuente: Sveriges Radio

 

Los grandes debates de estas elecciones los están protagonizando la inmigración y la seguridad, preocupaciones que los de SD han sabido trasladar a la calle y que han forzado al resto de partidos, tanto de izquierda como de derecha, a posicionarse en dar una solución conservadora. A mi parecer, sobre estas nuevas políticas se ha reflexionado poco fuera de Suecia, haciendo que circulen en las redes sociales así como en webs de fake news, falsas noticias sobre agresiones por parte de inmigrantes, así como titulares amarillistas alarmando sobre la imposición de la Sharia o de las zonas “no go”, lugares con un alto porcentaje de inmigrantes en los que la policía no se atreve a entrar, noticias promovidas por la extrema derecha tanto sueca como española. Para verlas tan sólo hay que buscar los cientos de tweets con las palabras clave “guerra civil Suecia”: https://twitter.com/search?l=&q=suecia%20guerra%20civil%2B&src=typd.

Es cierto que Suecia tiene un serio problema de seguridad, pero eso no significa que no se esté haciendo nada, tal y como predica la extrema derecha. Los programas electorales de todos los partidos le dedican a este tema una especial atención, y se han tomado medidas que van desde la ampliación del cuerpo policial hasta la puesta en marcha de programas de empleo para jóvenes con problemas de inserción social (díptico del Partido Socialdemócrata para estas elecciones: https://www.socialdemokraterna.se/globalassets/andra-sprak/val-2018/folder_augusti_eng_uppslag.pdf). Ni Suecia está al borde del colapso de la cultura occidental, ni está al borde de una guerra civil, como he leído en algún que otro titular (https://www.publico.es/internacional/invento-alt-right-existencia-peligrosos-guetos-salafistas-suecos-criminalizar-inmigrantes.html) y sino, es tan fácil como coger un vuelo a Estocolmo y verlo con nuestros propios ojos.

Para terminar, quisiera finalizar con otros partidos que también se han presentado en estas selecciones como son:

Feministiskt initiativ (FI) – Iniciativa feminista (izquierda)
Piratpartiet (PP) – Partido pirata (izquierda)
Alternativ för Sverige (AFS) – Alternativa para Suecia (más extrema derecha que SD)
Nordiska motståndsrörelsen (NRM) – Movimiento de resistencia nórdico (partido neo-fascita)

De estos partidos destacar FI, que estuvo a punto de entrar en el Riksdag consiguiendo un 3,12% de votos (el mínimo para tener representación en el parlamentaria es del 4%), y el Partido Pirata, que en las elecciones europeas de 2009 consiguió quedar en un meritorio quinto puesto y tener a dos representantes en Bruselas.

Sin duda alguna estas alecciones van a estar muy reñidas y será emocionante ver como se confeccionan los grupos y sobretodo qué pasa con la extrema derecha del SD. ¿Contarán Alliansen y sus seguidores con ellos como compañero de gobierno? Esto lo
descubriremos dentro de muy poco este domingo 9 de septiembre.

 

Actualización 7/9/2018 18:03
El partido Liberal (L) declaró que si los Moderados (M) tienen intención de formar gobierno con los Demócratas Suecos (SD), ellos romperán La Alianza votando por el grupo de izquierdas (S + MP + V).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Haciendo el sueco © 2017