Mediocres de pacotilla tecnológica

16 diciembre, 2009

Esta tarde he estado comiendo con un amigo y hemos estado hablando sobre el binomio: España / Tecnología y han salido algunos temas muy interesantes que me encantaría compartir, y que nos pueden hacer pensar dónde estamos, hacia donde vamos y que podemos hacer para evolucionar, crecer e innovar en las Tecnologías de la Información y Comunicación en comparación con el mundo que nos rodea, en esta aldea global interconectada bajo el nombre de Internet.

Yo me remontaría a la guerra civil y a la postguerra, esos años oscuros tanto sociales como tecnológicos, de conformismo y resignación, donde año tras año España se iba quedando atrasada, fuera del tren del progreso y la innovación. Tal como vivíamos ya nos parecía bien, para que preocuparse, innovar, crecer, ir a más, si con lo que teníamos ya vivíamos. Este pensamiento que parece del pasado aun sigue en algunas mentes de la nación Española, sobre todo de los que nos mandan, da igual el color, hay gente que vive aletargada en su ignorancia e indiferencia, regocijándose en su desidia desde su plano prepotente, donde se cree y nos hace creer que somos los mejores y no podemos decir nada porque lo que nos ofrece es lo mejor.

Estos sentimientos arraigados en nuestra sociedad como si el gen de la impasibilidad se fuera copiando generación tras generación son los que me encienden y repugnan, los que me motivan a marchar del país para ir a un lugar donde pueda dar alas a la creatividad y en donde la mediocridad no exista.

Y es que mi experiencia sólo me demuestra que vivimos en un país de charanga y pandereta, de mediocres e ignorantes. Sin ir mas lejos, hace unos días me inscribí a un examen que la Generalitat de Catalunya se ha sacado de la manga para acreditar el nivel de conocimientos de informática que uno tiene, en un principio tiene 3 niveles, bajo, medio y avanzado, como entenderéis yo me interesé por el avanzado, pero cual fue mi sorpresa cuando me dicen que ese nivel aun no está preparado y que con un poco de suerte estará a finales de 2010. Y yo me pregunto: ¿por qué sacáis una titulación a medias? ¿no es mejor terminar estos exámenes en su totalidad que hacerlo por etapas? ¿como va a quedar en mi currículum que tengo el nivel medio cuando yo quiero aspirar al avanzado pero no puedo hacerlo porque la administración no ha terminado de confeccionarlo? la solución es poner una nota que diga que no poseo del título avanzado porque esa titulación no está disponible aun. Pero lo mejor de todo es que cuando llamé para informarme pregunté por la titulación de las “Tecnologías de la Información y Comunicación”, y os puedo asegurar que nadie entendía mis palabras, lo intenté con T, I, C, pero nada, después de estar explicando el significado de las palabras, la operadora salta y dice: “te refieres a las TIC”, en ese momento me entró un TIC nervioso porque las bilis me encendían el estómago. ¿Cómo pueden ofrecer un examen de las TIC cuando los que lo ofrecen no saben lo que significa?, pero aquí no acaba la cosa, cuando descubrí en la web de la Generalitat cómo reservar hora para hacer el examen (no puedo entender como las webs de la administración pública son tan poco intuitivas y complicadas), recibo un correo electrónico con la confirmación que dice: Lugar: Ajuntament de Sabadell, así que ese día y a esa hora me dirijo al Ajuntament de Sabadell, con la sorpresa que allí nadie sabía nada. Después de estar 15 minutos al teléfono intentando saber dónde se hacía esa prueba, me dicen los de la administración que se hace en un edificio del ayuntamiento a un par de kilómetros de allí, así que yo les digo “¿Tanto cuesta poner la dirección donde se hace el examen en el correo de confirmación?”. Pues como esto, es todo.

La dejadez no sólo es el día a día de la administración central sino también en los ayuntamientos, tanto grandes como pequeños, por ejemplo, donde vivo, a 10 Km. de una ciudad de más de 200.000 habitantes no tengo 3G, ni teléfono fijo, la única ventana que tengo al mundo es la conexión a internet con Iberbanda, 2 megas por 70€ al mes, vaya, un robo, pero o es eso o nada, y el Ayuntamiento en vez de luchar por unas telecomunicaciones dignas para sus habitantes calla y se lava las manos como Pilatos.

Luego hablando con un amigo me dice que la tecnología no interesa a los grandes medios, a los de toda la vida, que aun ven Internet como el monstruo de las galletas y si en algún artículo hablan de ella es porque “está de moda”.

¿Si hace unos años tener teléfono móvil era considerado una pijada sin sentido, como queréis que toda la sociedad cambie y vea el lado práctico de la tecnología? Y así nos va. Somos el hazmerreír de Europa, con las peores conexiones de Internet y más caras, y eso nos lo tienen que decir los de la Unión Europea porque según nuestros políticos tenemos una oferta comparable con la que hay en otros países de la Unión, y todos nos callamos, asentimos y no hacemos nada, tenemos lo que tenemos y nos conformamos, seguimos como en la postguerra… mientras vayamos viviendo ¿para qué mejorar?, ¿para qué innovar?, ¿para qué ir a más? Somos un tumor dentro de la UE, pero nos da igual, mientras no nos falten programas del corazón, ya nos está bien.

Toda esta mediocridad está llevando a que mucha gente se esté replanteando como yo a ir a otro país, porque se sienten impotentes ante la desolación tanto a nivel político, empresarial como social y prefieren luchar en un lugar donde se vean recompensados no sólo económicamente sino como personas. Vamos de modernos pero solo es una fachada, somos el país menos productivo de Europa, con unos horarios de trabajo únicos en el mundo, la conciliación de la vida familiar con la laboral es pura ciencia ficción, legalizamos el matrimonio homosexual pero aun se sigue despidiendo a empleados que hacen pública su orientación sexual y aun así nos seguimos llamando europeos. ¿No va siendo hora de reaccionar?

He dicho que hablaría de las posibles soluciones, y lo haré por muy difícil que me sea, porque todo pasa por una reestructuración generacional de cabo a rabo, desde el aprendizaje y formación de la tecnología en una edad temprana hasta el uso de tecnologías en las residencias geriátricas, pasando por una modernización de la sociedad empresarial, política y cultural. De la misma manera que los niños aprenden a escribir con un bolígrafo deben de saber como hacer búsquedas en internet, que puede ofrecerle la red para mejorar en sus estudios y conocimientos, confeccionar trabajos colaborando con sus compañeros por internet, saber y entender qué es la piratería y sus consecuencias, enseñarles con educación y respeto, tanto para ellos mismos como para el resto y tanto fuera como dentro de la red.

Parece que sea muy pesimista, pero no, soy realista, sólo hace falta tener un poco de humildad y ver por donde vamos con perspectiva. No podemos ir de prepotentes porque aun tenemos mucho que aprender y aunque digan que las comparaciones son odiosas, nos permiten ver como somos.

Si largo va a ser el camino para salir de la crisis más largo será salir de la mediocridad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Haciendo el sueco © 2017