Melodifestivalen

22 Febrero, 2012

Esta entrada es una crítica, pero antes de entrar en ella os voy a contar que es el Melodifestivalen para quien no lo sepa.

El Melodifestivalen (Festival de la Música) es un programa concurso de televisión que organiza la SVT (la televisión nacional sueca) desde 1959 (que se dice pronto), siendo desde el 2000 el programa de televisión con más audiencia de Suecia. En este programa por ejemplo pasó Abba o Baccara (sí, el duo español) y participan autores consagrados a nivel internacional.

El procedimiento acutal consiste en 4 semifinales con 8 canciones cada una (32 temas), normalmente en Febrero y cada gala está organizada de este modo:

– Interpretación de los temas
– Votación popular
– Selección de 5 finalistas
– Segunda votación popular
– 2 canciones pasan a la final, 2 van a la repesca (andra chans) y una queda eliminada.

Una vez celebradas las semis, se organiza el Andra Chans, la repesca, con 8 temas más, de estos salen 2 que van a la final con los 8 que ya se eligieron en las semis.

Cada semi se organiza en una ciudad diferente de Suecia, así todos pueden disfrutar del espectáculo sin necesidad de bajar a la capital. La final se organiza en Estocolmo, en el mítico Globen Arena, la mayor construcción esférica del mundo con una capacidad de 17.000 personas.

Las votaciones populares están repartidas entre varios jurados que dan el 50% de los votos y el 50% restante es mediante el televoto. El ganador del concurso luego es el que representará a Suecia o a la televisión pública en el Festival de Eurovisión.

El acontecimiento a parte de ser muy popular es también una forma de pasar el invierno ya que por norma general los suecos se reunen en casa de los amigos, por ejemplo en mi caso cada semana voy a casa de un amigo diferente, llevamos la bebida, cenamos (que por cierto… cenamos divinamente!!!! mis amigos son unos cracks en la cocina!!!), vemos el Melodi y apostamos a ver quien pasa a la final o quien gana (con dinero!!!), luego ponemos música, bebemos un poco (unos más que otros) y bailamos toda la noche. A veces, muy de vez en cuando salimos de marcha, pero ya con la fiesta casera quedamos más que satisfechos.

Como véis no sólo es un concurso, es una forma de socializar y pasar un sábado entretenido con los amigos y conocer a nueva gente y donde yo les debo mucho, ya que si no fuera por el Melodi no tendría a los amigos que tengo, y digo AMIGOS, amigos de verdad, me abrieron las puertas desde el primer día y gracias a ellos me he sentido y me siento como parte de su familia, me siento sueco.

(Crítica modo on) no entiendo como hay gente que critica el Melodi con la forma en que lo hacen, por ejemplo, una chica dijo que tenía prohibido poner el programa en casa dejando a sus hijas sin verlo, cuando luego en la escuela todo el mundo habla de él. Normalmente quien hace estas críticas son… españoles, comparando el Melodi con Eurovisión y señores, no lo es NI POR ASOMO. Puedo entender que haya canciones que no te gusten pero la calidad musical le da mil vueltas a la española (en la mayoría de los casos), las producciones son exquisitas, gran parte de los intérpretes tienen una voz que dejan a la altura del betún a cualquier participante de las preselecciones españolas y a más de algún artista famosete ibérico. El Melodi para mí es mucho más que ver un programa, es socializar, es integrarse en la cultura popular Sueca, y si quieres formar parte de ella lo mínimo que puedes hacer es respetarla, y respetar a los que les sí que les gusta, y dejar esa manía tan española que es críticar de forma destructiva aquello que no comprendemos y dejar en ridículo a los que sí.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Haciendo el sueco © 2017