Protestas de vodevil

30 enero, 2012

Desde la red son numerosas las iniciativas activistas para pedir mejores condiciones, protestas multitudinarias entre otras acciones de la misma índole pero todo desde el sofá de casa, que si lacitos en el avatar, poner la talla del sujetador en el muro del Facebook, intentar que un hashtag llegue a estar en la lista de los más usados, firmas “virtuales” en disconformidad a acciones judiciales y así un largo etcétera, pero eso sí, todo desde la comodidad de nuestra casa.

Me parecen todas estas formas de activismo algo digno pero estéril a la vez (en gran parte de las veces), porque muchas de estas protestas la única forma para solucionarlas es tan fácil como ir a votar, en vez de quedarse en casa a darle a botones de “me gusta”.

Afortunadamente el sistema, aunque a veces sea complicado, es posible hacer cambiar las injusticias con sólo ejercer el voto y si no existe un partido que cumpla con nuestras exigencias podemos crearlo nosotros o formar parte de uno con el que nos sintamos más identificados y trabajar desde dentro para compartir nuestros ideales.

Si el caso que nos ocupa es una empresa que toma una política que no nos gusta, somos muy libres para dejarla en vez de quejarnos, y si no existe ninguna alternativa con las condiciones que queremos la podemos crear nosotros o hacer presión si somos parte del accionariado.

Soluciones hay, pero lo que no hay son ganas de luchar, por poner un ejemplo, no entiendo lo que está ocurriendo en Valencia, caso Camps, el enorme agujero económico o el 25% de paro, la gente no hace nada, no pide responsabilidades, pero eso sí, encontrarás varias páginas en Facebook de protesta, pero ¿para qué?, así como la protesta de un día sin usar Twitter, si no estás conforme la mejor protesta es usar otro servicio similar, pero no un día, sino siempre.

El activismo no se ejerce desde casa dándole un botón, sino en las urnas, denunciando en los juzgados, saliendo a la calle, ofreciendo alternativas, soluciones en vez de quejarse por quejar.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Haciendo el sueco © 2017