Sígueme que no te sigo

2 Septiembre, 2011

Hace ya tiempo que me he percatado de ciertas estrategias que usan algunos para conseguir más seguidores en Twitter (followers), una estrategia que en un principio seguía el juego sin querer pero que he decidido controlar.

Estos elementos siguen este modus operandi:

– Te empiezan a seguir
– Recibes un mail que fulanito te sigue
– Ves que no se trata de un boot o de algo que no te interesa de primeras y lo empiezas a seguir como diciento “voy a ver que tal”
– Cuando haces un reply normalmente ni te responden
– Miras si te sigue… y atención… ya no te sigue, y puede que entre el primer paso y este último hayan pasado apenas 24 horas

Luego te preguntas… ¿Por qué me empezó a seguir?, entras en su página de twitter y te das cuenta enseguida, le siguen 30.000.000 y sigue a 3.

Yo, por norma general, sigo a los que me siguen, también sigo a otros usuarios pero que no me siguen como por ejemplo al ministro de asuntos exteriores de Suecia o a Mònica Oltra, también tengo a usuarios que me siguen pero yo no los sigo, como por ejemplo a Pancho de la Primitiva o a “No al cierre de ADN”, puede que se me haya pasado a alguno pero cuando hay interacción acostumbro a seguirlos, pero eso de que me sigan para que los siga a ellos y que luego me dejen de seguir cuando ya me tienen dentro… no me gusta, y como no me gusta… luego los dejo de seguir.

Como curiosidad me ha pasado que una misma persona me ha seguido dos veces en menos de un mes, tras darme cuenta que en la primera lo había hecho por su propio interes, y también me ha pasado cosas curiosas como que he dejado de seguir a una persona que en teoría no sabía que me seguía.

Vaya lío, no? mejor que lo deje aquí porque con tanto seguimiento ya no se quien soy ni a quien sigo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Haciendo el sueco © 2017