Sin Steve Jobs

7 Octubre, 2011

Mucho se ha hablado ya sobre Steve Jobs, su vida, sus logros y no voy a cansarte con la misma historia porque estoy seguro que la habrás leído un montón de veces en menos de 48 horas y si no lo has hecho en la red encontrarás muy buenos artículos sobre este genio y visionario de la tecnología.

La verdad es que soy maquero desde hace pocos años, desde el 2006 creo, poco después de empezar con los podcasts y ver como todos mis amigos trabajaban con un Mac y la verdad es que la experiencia de usuario ha sido magnífica y no me he pasado de nuevo al PC porque con lo que me ofrece Apple tengo suficiente y además funciona. Esta filosofía, esta forma de trabajar, la excelencia, es algo que Apple ha tenido siempre como bandera y gran parte de este espíritu se debe al carácter de Steve Jobs, un líder, un emprendedor nato que no le ha dado miedo arriesgarse por algo en lo que creeía y a los hechos me reafirmo.

El tiempo le ha dado la razón y en los últimos años hemos visto que desde la invención del iPod, Apple se ha hecho cada vez más popular, más grande y poderosa e imparable en la bolsa. Steve Jobs no sólo ha sido la primera piedra del crecimiento de la compañía sino que ha sido capaz de rodearse de gente sorprendente, haciendo un equipo perfecto sacando los mejores productos al mercado.

A veces me pregunto que sería de la telefonía móvil sin Apple, el iPhone ha marcado un antes y un después en la manera que tenemos de comunicarnos, tal y como lo hizo en su momento en el mundo musical el iPod y la iTunes Store.

El futuro de Apple sin Steve está complicado, grandes compañías compiten directamente por su ración del pastel, especialmente con los dispositivos portátiles (iPhone, iPad, MacBook Air), Google con su sistema operativo para smartphones y tabletas, Samsung con sus dispositivos móviles y fabricantes de ordenadores sacando versiones muy parecidas al MacBook Air, productos en que apostó Apple y que les aplicó su especial “toque” y a la que luego todos han querido y quieren imitar, y es que por mi experiencia al haber estado trabajando en una empresa fabricante de dispositivos móviles, Apple es una referencia en el sector, los fabricantes han querido ser como Apple, detalles como la caja dice mucho de que tipo de compañía es, por ejemplo en la empresa donde estaba trabajando era primordial enseñar el producto, cuantas más imágenes mejor, en cambio miras las cajas de Apple y sólo tienen una imagen, algunas veces no aparece la foto completa del producto, este detalle que puede parecer una tontería es lo que marca la diferencia entre la excelencia de una compañía a la mediocridad de la otra.

A pesar de que el gran maestro Jobs nos ha dejado, estoy seguro que Apple tiene mucho que aportar gracias el equipo que hay detrás, amigos, inversores, colaboradores y empleados de las tiendas Apple Store. Además estoy convencido de que Steve Jobs nos ha dejado un buen testamento con todas sus ideas y sueños sin cumplir y que quizás seguramente podremos disfrutar para que siempre nos acordemos de él.

Os dejo con un vídeo de la ceremonia de graduación de la universidad de Stanford en 2005, donde Steve Jobs hizo un emocionante discurso, un año después de que le diagnosticaran el cáncer de pancreas.

[yframe url=’http://www.youtube.com/watch?v=6zlHAiddNUY’]

Tan sólo espero que el azar nos brinde la posibilidad de regalarnos otro Steve Jobs.

– Foto: En la oficina le rendimos homenaje con una velita encendida durante todo el día.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Haciendo el sueco © 2017