Un cambio de verdad

24 Mayo, 2011

Después de más de una semana de protestas y acampadas no sólo por toda España sino por todo el mundo, los políticos españoles siguen mirando a otro lado, haciendo caso omiso a las peticiones populares y escudándose con los resultados electorales, a mi parecer, reflejo de lo que está pasando en toda Europa, el resurgimiento de la derecha más casposa e incluso la extrema derecha.

Un claro ejemplo de este cambio de timón es el crecimiento alarmante del partido de extrema derecha “Plataforma per Catalunya“, capitaneada por un exmilitante del partido fascista Fuerza Nueva durante la transición llamado Josep Anglada, pasando de 17 concejales a 67, 50 de diferencia en tan solo 4 años. Luego también tenemos el abiertamente mensaje xenófobo del Partido Popular que ha estado llevando a cabo durante estos años en poblaciones como Badalona, que en este caso, de pasar a ser una ciudad históricamente socialista a pasado a ser del Partido Popular en estas últimas elecciones municipales de 2.011.

Por otro lado tenemos a los socialistas que se han pegado un batacazo histórico y lo único que saben hacer es atribuirlo a la crisis, ignorando de lleno las peticiones que se han hecho durante estos días por españoles de todo el mundo, sin hacer autocrítica, creyéndose aún que son los mejores.

España necesita un cambio de verdad y está visto que pese a la crisis, las protestas, acampadas y demás, la gente que sale a votar prefiere apostar por lo de siempre, como si creyeran que ellos no pueden cambiar el futuro y hacer prosperar un Estado que está atrapado en vicios y corrupción.

También es lamentable que ningún partido político escuche de verdad a las propuestas que se han hecho en contra de la corrupción, de la tranparencia y el sentido común, Zapatero hizo un intento con sus palabras, pero no hizo absolutamente nada, lo mismo que hizo en su día cuando dijo en el balcón de la Generalitat que apobaría el Estatuto que ratificara la cámara catalana. La política española está en una espiral de autoconvencimiento, donde los políticos viven en su mundo de coches oficiales, sobornos y chanchullos por doquier, ajenos a la realidad de la calle. ¿Cuándo será el momento en que los políticos digan sosas como estas?

– En nuestro partido no habrá ningún imputado hasta que no se haya celebrado juicio y se haya declarado inocente.
– Vamos a hacer públicas todas las cuentas del Gobierno así como el patrimonio de todos sus integrantes y la financiación de los partidos.
– Todos los trámites y acuerdos de Gobierno se harán públicos y serán accesibles a la población.
– La gente podrá disponer de un representante del Gobierno donde recibir las peticiones, críticas y opiniones que luego serán estudiadas y debatidas en el sí del Gobierno para el bien de la población

Son peticiones que de por sí, son de sentido común pero que ni PSOE, PP o CIU han reclamado, ni lo van a hacer, porque sería el fin de su Leitmotiv que es el secretismo absoluto para que puedan seguir haciendo sus tejemanejes con total impunidad.

Las protestas son necesarias, pero aun lo es más la formación de estos ideales hacia la población que vive aislada en un mundo capitaneado por grandes corpporaciones mediáticas abiertamente politizadas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Haciendo el sueco © 2017